La medicina hace historia: cirujanos estadounidenses trasplantan con éxito un corazón de cerdo a un hombre

La medicina hace historia: cirujanos estadounidenses trasplantan con éxito un corazón de cerdo a un hombre La medicina hace historia: cirujanos estadounidenses trasplantan con éxito un corazón de cerdo a un hombre La medicina hace historia: cirujanos estadounidenses trasplantan con éxito un corazón de cerdo a un hombre

Cirujanos de Estados Unidos trasplantaron el corazón de un cerdo genéticamente modificado en un hombre de 57 años. En una cirugía calificada como “histórica” y que duró ocho horas.


Este  trasplante demostró por primera vez que un corazón animal modificado genéticamente puede funcionar como un corazón humano sin un rechazo inmediato por parte del cuerpo.


El paciente, David Bennet, de 57 años, fue operado hace tres días en el Centro Médico de la Universidad de Maryland tras sufrir una arritmia. Los médicos reportan que se encuentra bajo vigilancia médica en buen estado de salud.


David Bennett se había quedado sin opciones para un trasplante ordinario debido a sus condiciones y el Centro Médico de la Universidad de Maryland decidió realizar el procedimiento extraordinario por “razones compasivas”, ya que varios hospitales habían descartado la posibilidad de hacerle un trasplante convencional.


Bennett sabía que no había garantía alguna de que la cirugía experimental funcionaría, pero él quería vivir y esa era su última opción,dijo Bennett un día antes de la cirugía, según el comunicado difundido por la  Universidad de Maryland.


Los  cirujanos utilizaron el corazón de un cerdo que fue sometido a edición genómica para retirarle un azúcar de las células responsables del rechazo casi inmediato de órganos. En la edición también se insertaron genes que los científicos creen pueden facilitar la aceptación del órgano.


Los médicos señalan que aunque es muy pronto para saber si el procedimiento logrará prolongar la vida del paciente, sin duda es un avance enorme en la larga búsqueda por poder llegar a trasplantar algún día órganos de origen animal y salvar vidas humanas.


La operación abre nuevas esperanzas para todos los pacientes que sufren la dramática escasez de órganos humanos disponibles para trasplantes. En Estados Unidos alrededor de 110 mil personas  esperan actualmente un trasplante de órganos, y más de seis mil  pacientes mueren cada año antes de recibir uno.