Exposición ‘Aztecas’ deslumbra a los Coreanos; agotaron las entradas en el día de inauguración

Exposición ‘Aztecas’ deslumbra a los Coreanos; agotaron las entradas en el día de inauguración Exposición ‘Aztecas’ deslumbra a los Coreanos; agotaron las entradas en el día de inauguración Exposición ‘Aztecas’ deslumbra a los Coreanos; agotaron las entradas en el día de inauguración

La exposición mexicana “Aztecas: el pueblo que movió al sol”, inaugurada el pasado lunes 2 de mayo en el Museo Nacional de Corea, de Seúl, agotó las entradas previstas para todo este mes, en el día de apertura.

Esta exposición es la joya de las conmemoraciones por del 60 aniversario de relaciones diplomáticas entre México y Corea del Sur, hecho que reviste un significado muy especial para la sociedad coreana, dado que se considera que se cierra un ciclo de vida y el inicio de uno nuevo.

Aztecas: el pueblo que movió al sol es organizada por la Secretaría de Cultura, a través del INAH, en colaboración con el Museo Linden de Stuttgart, Alemania, y en cooperación con el Museo Etnográfico de Viena, Austria; con la curaduría de Doris Kurella, del Museo de Linden, y la asesoría científica de los arqueólogos mexicanos Leonardo López Luján, Raúl Barrera Rodríguez y Eduardo Matos Moctezuma.

El montaje presenta más de 200 objetos arqueológicos y dos reproducciones, pertenecientes en su mayoría a las colecciones del Museo Nacional de Antropología, el Museo del Templo Mayor y el Proyecto Templo Mayor.

La exhibición ofrece un acercamiento a la historia, la vida cotidiana, la ritualidad, los logros culturales y el legado del pueblo venido de la mítica ciudad de Aztlán, contribuyendo también a esclarecer muchos estereotipos que existen en torno a prácticas como el sacrificio humano en las sociedades mesoamericanas.

La mayoría de las piezas que conforman Aztecas: el pueblo que movió al sol proceden de las excavaciones arqueológicas realizadas por el Proyecto Templo Mayor y el Programa de Arqueología Urbana; de manera que se trata de los más recientes hallazgos registrados por el INAH en los vestigios de la capital tenochca.

Entre las piezas destacan máscaras-cráneo, esculturas en barro de gran formato como la que representa al dios de la muerte, Mictlantecuhtli; finas láminas de oro que simbolizan a la divinidad lunar Coyolxauhqui; caracoles cortados y esgrafiados, cuchillos bifaciales de gran tamaño, copas policromadas, una escultura de atado de años y un cofre de piedra para ofrenda (tepetlacalli), entre otros inestimables objetos, que podrán ser apreciados en el Museo Nacional de Corea hasta el 28 de agosto de 2022.

La secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto Guerrero, dijo que esta expectativa es muestra del creciente interés y aprecio que las culturas originarias de México generan más allá de nuestras fronteras.