Hepatitis infantil no se relaciona con ninguna de las ya existentes; expertos investigan su posible relación con Covid-19

Hepatitis infantil no se relaciona con ninguna de las ya existentes; expertos investigan su posible relación con Covid-19 Hepatitis infantil no se relaciona con ninguna de las ya existentes; expertos investigan su posible relación con Covid-19 Hepatitis infantil no se relaciona con ninguna de las ya existentes; expertos investigan su posible relación con Covid-19

Ante el surgimiento de varios casos de hepatitis infantil aguda en países como Reino Unido, Israel, Estados Unidos, Argentina y México, la interrogante más importante es su origen para poder tomar medidas preventivas.

Roberto Vázquez Campuzano, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que no hay una relación de la enfermedad con los tipos de hepatitis A, B, C, D y E ya conocidos.
En un artículo publicado en la Gaceta de la UNAM, el académico señaló que los casos de hepatitis en niños es un evento que no se produce “de forma habitual”, por lo que es regularmente un “evento raro”.

Refiere que los cinco tipos de hepatitis actualmente conocidos y para los que se tienen tratamientos no son causantes de la actual enfermedad, y que hay tres hipótesis que se mantienen sobre su origen y propagación:

La primera hipótesis está vinculada “con el adenovirus 41, que se ha aislado en la mayoría de los casos y está vinculada a gastroenteritis”.

Otra hipótesis está relacionada con el Covid-19, ya que recientemente un estudio publicado en la revista The Lancet señaló que un porcentaje de niños enfermos de hepatitis habían sido contagiados del virus con meses de antelación en Inglaterra e Israel.

Y, la tercera posibilidad conocida, de acuerdo con Roberto Vázquez Campuzano, tendría que ver con la intoxicación por medicamentos: “En el caso del nuevo brote, se analiza si la hepatitis es causada por la intoxicación con algún medicamento; hasta ahora se manejan varios, como paracetamol, de uso muy frecuente en la pandemia”, pero se continúa indagando.

El especialista señala que hay muchos aspectos raros con este tipo de hepatitis que se ha propagado recientemente en niños, estos van desde el adenovirus 41 que ha sido identificado en la sangre pero no en el hígado. Otro tema importante es que los contagios de la hepatitis no se ha transmitido entre familias.

Roberto Vázquez Campuzano señala que la mayoría de casos de hepatitis detectados en niños es del tipo “A”, suele atacar a niños menores de cinco años y su prevalencia es de hasta el 70 por ciento.

Las autoridades de salud sugieren vacunar a las personas contra la hepatitis tipo A hasta que cumplan su primer año de vida.

También señala que la hepatitis no deja secuelas en los niños, salvo el caso del tipo “B”, mismo que “si se adquiere la infección durante los primeros cinco años de vida, la persona se vuelve portadora crónica, lo que significa que vamos a tener la infección toda nuestra vida y podemos desarrollar alguna complicación”.

Por esta razón se aplican tres vacunas contra la hepatitis B en los primeros seis meses de vida de los menores.

El experto de la UNAM asegura que el lavado de manos, cubrirse con el antebrazo al toser o estornudar, además de mantener las precauciones contra la Covid-19 son necesarios para estar prevenidos ante la propagación de este tipo de hepatitis.