Tamales de ollita, una delicia auténticamente mexiquense; en Ocoyoacac ya se alistan para el Día de la Candelaria

Se acerca el 2 de febrero, Día de la Candelaria, fecha en la que se acostumbra que quienes descubrieron el Niño Dios en la Rosca de Reyes paguen los tamales.

Para ese día, los más representativos son los tamales de ollita originarios del municipio de Ocoyoacac.

Este tamal de Ollita, posee un proceso de elaboración peculiar, ya que inicia desde un día antes con la preparación del nixtamal de maíz para preparar la masa, el lavado de las hojas de maíz y la preparación de las salsas para rellenarlos.

En Ocoyoacac hay familias que por generaciones se han dedicado a la preparación de este platillo, quien comparten como es su elaboración.

Desde muy temprano (en la madrugada) preparan el nixtamal para llevarlo al molino y poder preparar la masa a la que posteriormente se le agrega manteca, sal y anís, dejando reposar la masa y poder hacer las ollitas que se tienen que dejar reposar, las cuales serán rellenadas con salsa verde, roja y de pepita con carne de puerco que es lo tradicional, o también pueden llevar pollo y mole. Cuando ya se tiene el tamal se envuelve en hoja de maíz. Los tamales se colocan dentro de una vaporera, para que estén listos a primera hora.

Para el dos de febrero, las personas de esta región llegan a elaborar hasta 700 tamales e incluso  hay familias que envían pedidos a otros estados.

Si usted quiere probar estas delicias de tamales, puede asistir a la Feria del Tamal de Ocoyoacac, que se llevará a cabo del 28 al 30 de enero.