“¡En nombre de Dios, deténganse!”: llama papa Francisco a detener la guerra en Ucrania

El papa Francisco realizó este sábado un nuevo llamamiento a poner fin a la guerra en Ucrania, desatada por la invasión de Rusia a ese país. El Pontífice pidió pensar «en los niños, a quienes se les quita la esperanza de una vida digna».

«¡Jamas la guerra! Piensen sobre todo en los niños, a quienes se les quita la esperanza de una vida digna: niños muertos, heridos, huérfanos; niños que tienen como juguetes residuos bélicos», publicó Francisco en su cuenta de la red social Twitter.

En referencia a la escalada del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, el Papa pidió rezar juntos y suplicó: «¡En nombre de Dios, deténganse!».

Francisco no ocultó su profunda preocupación por la guerra que estalló en Ucrania tras el ataque ordenado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, e incluso ofreció la mediación de la Santa Sede.

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, habló con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y le trasladó la voluntad de la Santa Sede de «hacer de todo, de ponerse al servicio de la paz».

Además de haber mandado alimentos y medicinas, Francisco envió a dos cardenales a Ucrania para ofrecer sus servicios a la población y a los desplazados: son el polaco y limosnero papal Konrad Krajewski y el checo Michael Czerny, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

El pasado 25 de febrero, un días después del ataque ruso a Ucrania, el Papa visitó por sorpresa la embajada de Rusia ante la Santa Sede para intentar mediar en el conflicto.

Francisco adoptó la inédita decisión a pesar de estar recluido por un fuerte dolor de origen inflamatorio en su rodilla derecha, que lo había obligado a cancelar sus compromisos.