«Dios creo al hombre y a la mujer para convivir y para la fertilidad”: nuevo Arzobispo de Toluca defiende el matrimonio tradicional

"Dios creo al hombre y a la mujer para convivir y para la fertilidad”: nuevo Arzobispo de Toluca defiende el matrimonio tradicional "Dios creo al hombre y a la mujer para convivir y para la fertilidad”: nuevo Arzobispo de Toluca defiende el matrimonio tradicional "Dios creo al hombre y a la mujer para convivir y para la fertilidad”: nuevo Arzobispo de Toluca defiende el matrimonio tradicional

El nuevo Arzobispo de Toluca, monseñor Raúl Gómez González, afirmó que respeta lo que otros decidan, pero que «la iglesia defiende el proyecto de Dios, donde el matrimonio se conforma por hombre y mujer”.

“Estoy convencido del proyecto de Dios, pero tengo también respeto por lo que el otro decida, lo que sí no me gustaría que incluyeran negativamente un proceso para desfavorecer lo que estamos convencidos que Dios creo al hombre a la mujer para convivir y para la fertilidad”, afirmó.

Su postura en el tema es de respeto a esas necesidades que algunos expresan, aunque la iglesia tiene una necesidad de defender lo que siempre se ha tomado como principios fundamentales del credo.

“Nuestra respuesta a este tema es a favor del proyecto de Dios del cual estamos muy convencidos, todo lo que sea para vivir mejor es tarea de nosotros como compromiso evangélico. Si se trata de la familia cristiana católica nos toca y nos corresponde como guías hacer nuestra tarea, de otra manera faltamos a la responsabilidad como pastores”, enfatizó.

Destacó que como iglesia católica no van a permanecer dentro de los templos, la exigencia social es salir y dar testimonio.

Si nos desentendemos de lo que hay fuera sería algo así como acomodarnos y no meternos en problemas. Hemos de hacer aquello aunque traiga consecuencias, dijo.

El líder católico descalificó los hechos de violencia durante la manifestación de la comunidad LGBTTIQ+ a las afueras de la Catedral de Toluca durante la misa de toma de posesión e inicio de su ministerio episcopal.

“Yo estaba tan tranquilo, pues era un acontecimiento de la iglesia en este vivir comunitariamente, fue un momento especial, ya lo que ocurrió afuera es algo que me apena que se haya suscitado. Habría que ver quién generó la violencia”, aseveró.

Las autoridades religiosas se deslindaron de la seguridad y el operativo implementado a los alrededores del templo, y aseguraron que eso obedeció a la presencia de las autoridades civiles.