En Santo Domingo ya venden certificados falsos de vacunación por 1,600 pesos

En Santo Domingo ya venden certificados falsos de vacunación por 1,600 pesos En Santo Domingo ya venden certificados falsos de vacunación por 1,600 pesos En Santo Domingo ya venden certificados falsos de vacunación por 1,600 pesos

Ante la exigencia en algunos lugares del certificado de vacunación contra Covid-19, las personas sin vacuna han optado por conseguir un comprobante falso.

En la Plaza de Santo Domingo, en la Ciudad de México, con 1,600 pesos cualquier persona puede tener un Certificado de Vacunación contra COVID-19con cualquier marca de biológico aceptada para viajar a Estados Unidos u otras partes del mundo, o un documento que avale un esquema completo de inmunización, aunque no se haya puesto ninguna vacuna.

También se ofrecen pruebas negativas de COVID, expedidos con logos de gobierno o laboratorios privados reconocidos por 500 o 600 pesos, así como certificados de vacunación con código QR «que le da mayor validez al documento».

Para tener el documento, solo es necesario dar un nombre, edad, CURP, fecha de vacunación de cada dosis y la vacuna que se desea que aparezca -Moderna, Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson- o cualquier otra avalada por alguna autoridad nacional e internacional.

La promesa de todos los llamados “coyotes” es que en un lapso de 10 a 30 minutos los documentos salgan idénticos a los expedidos por la Secretaria de Salud federal, incluso con el código QR para que se pueda verificar la información desde un «smartphone».

A simple vista, el documento comprado es idéntico al original; sin embargo, existen algunas diferencias mínimas como que el color de las letras es menos intenso en el apócrifo y el código QR es ligeramente más grande.

La diferencia mayor es al momento de leer el Código QR a través de un teléfono inteligente, ya que el certificado original de inmediato dirige al sitio web http://cvcovid.salud.gob.mx donde arroja un formulario autocompletado, se pide validar y posteriormente descargar el documento en formato PDF.

En cambio, el apócrifo no lo lee automáticamente el QR y si lo hace, surge la leyenda “Código QR, no se encontraron datos utilizables”. En este caso, indican que el cliente debe bajar una aplicación para lectura de códigos y ya con ella, sí arroja todos los datos contenidos en la hoja, pero no dirige a la página oficial del gobierno federal.